Lactancia durante el embarazo

LA GUÍA OFICIAL DE PREGUNTAS Y RESPUESTAS… LACTANCIA DURANTE EL EMBARAZO

Por Hilary Flower, MA, autora de Las aventuras de la lactancia en tándem y Kelly Bonyata, BS, IBCLC, kellymom.com

¿Es seguro amamantar durante el embarazo?

Sí, en la mayoría de los casos. En este momento no existe ningún estudio médico sobre la seguridad de la lactancia materna durante el embarazo por lo que es imposible enumerar alguna contraindicación definitiva. Si tienes un embarazo complicado, con problemas tales como pérdida de peso, sangrado o señales de parto prematuro, debes hablar de tu situación particular con tu médico – en función de su situación individual y cómo te sientes puedes decidir que lo mejor para ti es continuar amamantando, reducir el número de tomas o el destete.

Aborto involuntario / Riesgos de parto prematuro

Esta es una preocupación común, pero no parece tener un base sólida. La revisión de Hilary Flower de estudios sobre el útero embarazado revela que en realidad no hay ninguna base teórica para la preocupación común de que la lactancia materna puede conducir al aborto involuntario o parto prematuro en embarazos sanos. De hecho, el útero tiene muchas formas de prevenir una reacción fuerte a la oxitocina que libera la lactancia materna.

A pesar de que durante la lactancia se experimentan contracciones uterinas, éstas son normales en el embarazo. Contracciones similares ocurren a menudo durante las relaciones sexuales, que muchas parejas continúan manteniendo durante todo el embarazo.

¿Puede la lactancia afectar la nutrición del bebé por nacer o la mía propia?

Esta preocupación es normal en madres desnutridas pero si estás bien nutrida y te alimentas de forma sana tu cuerpo será capaz de satisfacer tus necesidades nutricionales, las de tu bebé por nacer y las de tu hijo/a lactante. Las madres que sufren de anemia, que no toman leche, las veganas, las que están tomando suplementos de hierro o las que tienen problemas para ganar suficiente peso pueden tener que considerar una dieta especial. Tendrás que aumentar de peso durante el embarazo incluso si no estuvieras amamantando. Deja que tu hambre, sed y la báscula indiquen cuánto debes comer.

La salud del lactante

Tu hijo/a se beneficiará de la lactancia materna en su segundo año e incluso después. La leche es igual de segura durante el embarazo, pero el embarazo puede causar que la cantidad de leche disminuya y puede también motivar a la madre y el niño hacia el destete. Así, si el embarazo hace que el niño reciba menos leche, el niño recibirá proporcionalmente menos de las ventajas para la salud que le ofrece la leche materna. De hecho, el destete antes de los dos años aumenta el riesgo de enfermedad en el niño/a, de acuerdo con la Academia Americana de Médicos de Familia. Si tu hijo/a depende de tu leche es posible que tengas que considerar suplementos si tu suministro disminuye.

Dolor de los pezones y la agitación durante el embarazo

Muchas madres experimentan dolor en los pezones cuando amamantan durante el embarazo. Otras relatan sentimientos de inquietud e irritación mientras amamantan. Esto varía mucho de madre a madre y se debe principalmente a cambios hormonales. El dolor puede también verse agravado por la disminución en la producción de leche hacia el final del embarazo y problemas de agarre. Si sospechas que tienes hongos deberías ser vista por un médico inmediatamente. Será necesario que tú y tu hijo/a seáis tratados.

La leche durante el embarazo

La mayoría de las madres que amamantan durante el embarazo notan una disminución de la producción de leche a mediados del embarazo, pero a veces tan temprano como en el primer mes. La disminución en la producción de leche por lo general se produce a pesar de continuar o aumentar la cantidad de tomas, aunque el 30% de las madres embarazadas no experimentan una disminución en la producción de leche. La cantidad de leche puede aumentar hacia el final del embarazo debido a que comienza la producción de calostro.

Durante el embarazo, la leche madura cambia gradualmente a calostro que está presente al nacer el bebé. La madre continua produciendo el calostro durante la última etapa de su embarazo – el hijo mayor no puede “consumirlo todo”. Una vez que nace tu bebé, la cantidad de tiempo que produces calostro es limitada, ya que comienzas a producir leche madura pocos días después del parto.

¿Cómo afecta la lactancia a las náuseas del embarazo?

En primer lugar hay que decir que para algunas madres, la lactancia puede provocar una sensación de náuseas por encima de las náuseas matutinas regulares. La bajada de la leche, en particular, puede provocar una sensación de náuseas. En el lado positivo, muchas madres parece que sufren menos náuseas del embarazo durante la lactancia. Algunas madres descubren que pueden sentir menos náuseas haciendo ajustes en las tomas, mientras que otras descubren que reduciendo la cantidad de tomas o el destete es lo mejor.

¿Y si quiero destetar?

El embarazo suele hacer que las madres piensen en destetar, sobre todo si la lactancia se convierte en una experiencia incómoda. Es importante que tengas en cuenta tus propias necesidades a la hora de tomar decisiones sobre la lactancia. Muchas madres empiezan por reduciendo la duración de las tomas o extendiendo el tiempo entre ellas.

¿Puede la lactancia durante el embarazo llevar al destete espontáneo de mi hijo?

En un estudio, el 26% de los niños destetaron espontaneamente durante el embarazo. Algunos niños destetan espontaneamente en algún momento del embarazo y luego vuelven a retomar la lactancia en un momento posterior, ya sea al final del embarazo cuando el calostro se presenta o después del parto. Si tu hijo decide destetar puede que quieras pensar si estás abierta a una retoma de lactancia, de esa manera estarás preparada para responder si la situación se presenta.

Esta información está basada en información del libro “Aventuras de la lactancia en tándem” (© 2003, LLLI) escrito por Hilary Flower.

Este artículo es una traducción (con permiso de la autora) del artículo “The Official FAQ: Nursing During Pregnancy” en la página web americana NursingTwo.com. Si deseas leer el artículo original puedes visitar:

http://www.kellymom.com/nursingtwo/resources/pregnancynursing-faq.pdf

Para más información puedes visitar:

Amamantando durante el embarazo. Por Sora Feldman para la revista New Beginnings, 2000

La agitación del amamantamiento. Por Hilary Flower para la revista Leaven, 39 (4), 2003

Lactancia durante el embarazo. La Liga de la Leche Internacional, 2008

Lactancia materna durante el embarazo y en tándem. Alba Lactancia Materna. 2009