Lactancia materna durante el verano

En días de mucho calor se debe mantener el bebé fresco y protegerlo del sol puesto que su salud puede verse afectada de la siguiente forma: deshidratación, agotamiento por el calor, insolación y quemaduras por el sol.lactancia en la playa

Sin embargo, los bebés amamantados no necesitan extra agua ya que aproximadamente el 90% de la leche materna está compuesta por agua. Incluso en los primeros días después del parto, el calostro es todo lo que se necesita para mantener al bebé bien hidratado (suponiendo que el bebé amamante de manera eficaz).

Durante los primeros 6 meses de edad, incluso en días calurosos, el agua y el zumo son innecesarios para los lactantes alimentados con leche materna y, además, pueden introducir contaminantes o alérgenos. Lo importante es amamantar a demanda, la cual suele aumentar durante días de mucho calor. El bebé puede obtener todos los líquidos necesarios a través de la leche materna si su madre le amamanta cuando él se lo pide.

Otras razones por las que no se le debe ofrecer agua a un bebé menor de 6 meses

Información obtenida en su parcialidad (y traducida) del artículo “Guidelines for offering water to breastfed babies” escrito por Kellymom.com

  • Los suplementos de agua se asocian con un aumento de los niveles de bilirrubina en los recién nacidos con ictericia.
  • Los suplementos de agua llenan al bebé sin aportarle calorías, por lo que esto puede resultar en la pérdida de peso (o aumento de peso insuficiente) para el bebé.
  • Los bebés que reciben suplementos de agua están menos interesados en amamantar. Lo cual puede afectar la producción de leche de la madre.

Cómo puedes proteger a tu bebé en un día caluroso

La siguiente información ha sido obtenida casi en su totalidad (y traducida) de la página “How can I keep my baby safe during hot weather?” del NHS inglés (el NHS es el servicio nacional de salud en el Reino Unido).

Protección contra el sol

  • Mantén a tu bebé alejado del sol tanto como sea posible, sobre todo cuando el sol brilla más fuerte (entre las 12 del mediodía y las 4 de la tarde). Si tienes que salir en un día caluroso, coloca un parasol o sombrilla en la silla de paseo para mantenerlo fuera de la luz solar directa.
  • Recuerda aplicarle protector solar de factor alto. Muchas marcas están formuladas específicamente para bebés y niños pequeños, ofreciendo un factor de protección solar total (SPF) de 50 o más. Aplica el protector solar regularmente, sobre todo si tu hijo está dentro y fuera del mar o una piscina infantil.
  • Un sombrero para el sol, preferentemente uno con ala ancha, protegerá del sol la cabeza y el cuello de tu hijo.

Evita la deshidratación

Bebe líquidos en abundancia para que tú y su bebé no os deshidratéis. Si estás amamantando a tu bebé, no es necesario darle agua además de la leche materna. Sin embargo, es posible que quiera amamantar un poco más de lo habitual.

Trata de ser creativa a la hora de mantener a tu bebé hidratado. Si tu bebé tiene más de seis meses de edad además de agua, puedes darle una combinación de zumos de frutas muy diluídos y cubitos de hielo (de agua o zumo) durante todo el día. Para a partir de los 18 meses una gran cantidad de fruta y ensaladas también ayudan a mantener altos los niveles de líquidos.

Mantén a tu bebé fresco

  • El jugar en una piscinita infantil ayudará a mantener a los bebés y los niños frescos. Recuerda mantener la piscina a la sombra y supervisar a los niños en todo momento.
  • Un baño de agua templada o tibia antes de acostarse puede ser beneficioso.
  • Mantén las habitaciones frescas durante todo el día, manteniendo las persianas o las cortinas cerradas. También puedes utilizar un ventilador para hacer circular el aire en la habitación.
  • Mantén pijamas y ropa de cama a un mínimo. Si tu hijo se quita las sábanas por la noche, considera la posibilidad de ponerlos solo en un pañal en un saco de dormir muy fino para bebés o una sábana bien segura (que no se afloje y pueda cubrir su cara o se enrede durante la noche).
  • Un termómetro en la habitación del bebé te ayudará a saber cuál es la temperatura ambiente. Tu bebé va a dormir más comodamente cuando la habitación está entre 16 °C y 20 °C.

Para más información puedes visitar:

¿Hay que darle agua al bebé que toma el pecho? Asociación Española de Pediatría.

¿Son realmente necesarios los complementos de agua o leche? Nuevo Comienzo. 13 (1). 2001

Anuncios