Envolver al bebé para calmarlo

La técnica de envolver al bebé es muy antigua pero todavía se lleva a cabo en muchas sociedades. En el occidente se está poniendo de moda de nuevo y hay mucha gente que la utiliza y la recomienda. Sin embargo es importante tener en cuenta que no es la solución a todos nuestros problemas, es decir, no se debe utilizar como primera medida cuando el bebé llora sino que como última alternativa una vez sabemos que el bebé ha comido, tiene el pañal limpio y no tiene otro problema (no tiene fiebre, ningún dolor, etc).

El envolver al bebé tampoco se debe utilizar como sustituto de la lactancia puesto que esto puede llevar a problemas en el aumento de peso del bebé y producción de leche de la madre. También es importante recordar que el mejor sitio para el bebé son los brazos de su madre, el estar piel con piel sobre el pecho de su madre (o padre) o el ser llevado en un portabebés.

Aunque es una técnica muy común en algunas sociedades y está empezando a utilizarse cada vez más en las sociedades occidentales hay expertos que opinan que no es muy recomendable. Algunos estudios llevados a cabo en este tema demuestran que, si se utiliza de forma rutinaria e inmediatamente después del nacimiento, puede causar un retraso en el inicio de la lactancia y una succión menos efectiva. A largo plazo, el envolver al bebé con el fin de calmarlo o ayudarle a dormir puede afectar la lactancia y conllevar a un poco aumento (o pérdida) de peso y reducción de la producción de la leche de la madre. Para más información sobre este tema puedes leer “Envolver al bebé. ¿Es seguro?”, artículo escrito por Nancy Mohrbacher (IBCLC y autora de libros sobre la lactancia materna).

Si tu bebé tiene dificultades para dormir durante el día puedes llevarlo en un portabebés. Si tiene dificultades para dormir por la noche puedes probar el colecho.

Sin embargo, otros son partidarios de esta técnica y la recomiendan durante las primeras semanas de vida cuando el bebé duerme (no cuando está despierto porque interfiere con los movimientos del bebé y puede afectar el desarrollo del sistema motor). Si quieres más información sobre esta técnica, puedes leer el artículo publicado por Crianza Natural , “Todo lo que debes saber para envolver a tu bebé”.

Decidas lo que decidas recuerda no utilizar el envolver el bebé en lugar de la lactancia, no cubrir la cara con la manta y dejarlo libre cuando está despierto. También recuerda que cada bebé es distinto y lo que le gusta a uno no le gusta a otro, no a todos los bebés les gusta estar envueltos.

Anuncios