El destete

El destete comienza cuando el bebé empieza a ingerir otras cosas que no sean la leche materna. Esto forma parte del desarrollo normal del bebé pero la madre debería ser la única persona que decida cuándo tanto ella como su bebé están listos para llevarlo a cabo. Independientemente de la razón por la cual la madre decide destetar a su bebé del pecho éste puede ser un proceso difícil tanto para ella como para su bebé. Por lo tanto, es importante que la madre se sienta apoyada en su decisión y que reciba la ayuda necesaria.

La madre puede decidir destetar a su bebé de forma total o parcial y el destete puede ser llevado a cabo por la madre o por el bebé.

Destete iniciado por el bebé

Es el proceso en el que el bebé ya no necesita la lactancia (nutricional o emocionalmente). La mayoría de los niños que se auto-destetan tienen entre 2-4 años, aunque algunos lo harán hasta la edad de 7 años. Kelly Bonyata afirma que un bebé que se auto-desteta suele tener la edad de un año, puede usar un vaso, obtiene la mayor parte de su nutrición de los sólidos (y lo ha estado haciendo por un tiempo) y poco a poco va a reducir la lactancia. Si el bebé la reduce bruscamente que tiende a ser una huelga de lactancia.

Ventajas

  • La lactancia materna extendida (es decir, más allá del año) ofrece ventajas físicas y emocionales:
  1. Nutricionalmente, siempre y cuando el niño continúe amamantando, continuará obteniendo todos los nutrientes valiosos de la leche materna. Esto es muy útil en ocasiones cuando el niño está enfermo y se niega a tomar otros alimentos o bebidas.
  2. Existe evidencia de que la leche materna proporciona protección a los bebés frente un número importante de enfermedades agudas y crónicas. Puesto que el sistema inmunológico tarda 2-6 años en madurar, la leche materna ofrece protección mientras que el niño continúa amamantando. Por lo tanto, cuanto más tiempo un niño esté siendo amamantado, más larga será la protección que reciba de la leche materna hasta que su cuerpo sea capaz de proporcionar dicha protección. Esto es aún más importante en los países en desarrollo, donde hay un acceso limitado a servicios de salud.
  3. Los bebés alimentados con leche materna por lo general aumentan menos de peso y lo hacen de manera más gradual. Al final del primer año tienden a ser más delgados que los bebés alimentados con leche artificial. Por esta razón, se dice que los niños amamantados tienen menos riesgo de obesidad más adelante en la vida y de la adquisición de enfermedades relacionadas con ella, tales como enfermedades del corazón, presión arterial alta, etc. En este caso, cuanto más tiempo amamante al niño, menor será el riesgo de obesidad.
  4. La lactancia materna extendida también ofrece protección contra las alergias como el asma, el eccema y la intolerancia a ciertas comidas.
  5. La lactancia materna extendida ayuda al niño en su capacidad para madurar. Esto significa que, como la madre satisface las necesidades del niño (siempre disponibles a través de la lactancia materna), esta es una muy buena manera de ayudar a un niño a crecer emocionalmente.
  6. También le enseña la disciplina a los niños pequeños. Con el fin de aprender la disciplina el niño tiene que sentirse bien consigo mismo y que satisfagan sus necesidades le hacen sentirse bien.
  • Las ventajas del destete iniciado por el bebé para la madre son:
  1. La madre continuará produciendo las hormonas oxitocina y prolactina que le ayudarán a relajarse y a sentirse más apegada a su hijo.
  2. El destete se hará libre de estrés porque la madre no “siente prisa” para destetar.

Desventajas

  • La principal desventaja es la presión que la mayoría de las madres tienen de la familia, los amigos y la sociedad en general para destetar a sus bebés a la edad de un año o antes. Esto puede hacer que la madre se sienta aislada y sola y tenga que defenderse constantemente.
  • Si el bebé desteta antes de la edad de la madre espera, se puede sentir tristeza, decepción e incluso puede sentirse rechazada.

Destete iniciado por la madre

El destete iniciado por la madre se produce cuando la madre deja de amamantar a su bebé antes de que éste muestre señales de que está preparado. Esto podría ser debido a varias razones:

  • Debido a que la madre “ha tenido suficiente” (especialmente si el bebé / niño mama con mucha frecuencia.
  • Debido a que la madre está tratando de reducir el número de tomas. Debido a que ella quiere volver a quedar embarazada y su fertilidad no ha vuelto todavía.
  • Debido a que está embarazada y no desea continuar amamantando a su bebé de más edad.
  • Debido a que se le ha aconsejado abandonar la lactancia por razones médicas (en cuyo caso tal vez podría hablar con su médico si hay otras alternativas).

Ventajas

  • La madre se sentirá más aceptada por la sociedad.
  • Una vez que el bebé / niño pequeño no amamanta, la madre siente que ella es capaz de dejarlo con otras personas si alguna vez “necesita un descanso”.
  • Muchas madres toman la decisión de amamantar basada en el hecho de que pueden abandonar la lactancia cuando lo deseen y no solamente cuando quiera el bebé.

Desventajas

  • La lactancia materna prolongada continúa proporcionando a la madre con la anticoncepción y la protección contra el cáncer de mama y la osteoporosis, a través de la supresión de la ovulación. La lactancia materna también ayuda a la madre a relajarse y le hace sentirse más apegada a su bebé gracias a la acción de la oxitocina y la prolactina. Cuando antes la madre deje de amamantar al menos se beneficiará de ello.
  • A los bebés destetados antes de la edad de un año, por lo general, se les suele ofrecer leche artificial, lo que supone un coste y también lleva mucho tiempo el preparar las tomas (limpieza, esterilización, preparación de la leche). Además, el bebé no se beneficiará de los beneficios que le proporciona la leche materna.

Destete parcial

A veces la madre puede decidir (por cuenta propia o por presión de otros) suprimir algunas tomas. Si el bebé es menor de 6 meses estas tomas deben ser sustituídas por leche artificial. Si el bebé es mayor de 6 meses, toma otras comidas y bebe buenas cantidades de agua durante las comidas puede que no sea necesario añadir leche artificial. Sin embargo, es importante que la madre controle el peso del bebé mediante la consulta de un profesional sanitario (pediatra o enfermera). Si el bebé es mayor de un año y la madre encuentra que algunas tomas duran demasiado puede decidir acortar la duración y convencer al niño que se entretenga con otras cosas.

Una de las ventajas del destete parcial es que no es una solución permanente y la madre puede volver a la lactancia materna exclusiva si lo ve necesario.

Destete total

Ocurre cuando la madre decide abandonar totalmente la lactancia.

¿Cuándo es recomendable evitar el destete?

  • Si el bebé o la madre están enfermos.
  • Si al bebé le está saliendo un diente.
  • Si se produce un cambio en la vida del bebé: divorcio, mudarse de casa, irse de vacaciones, etc.
  • Si la madre está embarazada y decide dejar de amamantar antes de tener a su bebé, debe hacerlo antes de que llegue el bebé.
  • Si el niño está aprendiendo otras habilidades como a caminar, a no usar pañales, etc ya que estos pueden ser estresantes para el niño y la lactancia materna podría proporcionarle el consuelo que necesita.
  • Si hay un clima inusualmente caluroso, ya que a veces los bebés se niegan a tomar otros líquidos durante un día o dos, lo que podría ponerlo en riesgo de deshidratación.

La importancia del destete gradual

El destete gradual, si éste es posible, es la forma ideal de destetar a un bebé o niño mayor de un año. Esto es debido a que al niño le resultará más fácil a acostumbrarse a no amamantar a un ritmo más lento y poco a poco puede aprender otras maneras de comer.

Como en general el suministro de leche se reduce, el destete gradual permite que los niveles de protección inmunológica en la leche materna aumenten, por lo que ésta le ofrece al niño extra inmunidad.

Además, el destete gradual es mejor para la mamá, ya que le da tiempo a que sus pechos se ajusten lentamente a una producción de leche más baja. Si la madre desteta abruptamente, tiene riesgo de congestión y que de los conductos se acaben bloqueando lo que podría conllevar a mastitis.

El destete de un bebé menor de 12 meses

Si el bebé tiene menos de 6 meses y es amamantado de forma exclusiva la madre tendrá que sustituir su leche por leche artificial. Esto conlleva un coste (leche, biberones, etc) y el bebé también tendrá que acostumbrarse a una forma diferente de succión, lo que podría causarle un problema. A algunos bebés les cuesta chupar de un biberón e, incluso, pueden llegar a negarse. En este caso la madre trendrá que experimentar con diferentes tetinas. Si el bebé tiene más de 4 meses, la madre podría considerar el uso de un vaso especial para bebés en lugar de un biberón. Además, a algunos bebés no les gusta el cambio en el sabor de la leche. En este caso, la madre podría tener que probar diferentes tipos de leche. Por otra parte, la madre le puede pedir a otra persona a que alimente a su bebé si se niega a tomar una biberón o un vaso cuando ella se lo ofrece.

El destete gradual es muy importante si la madre está teniendo dificultades para asegurarse el bebé está recibiendo la cantidad adecuada de líquidos (para evitar deshidratación). La madre podría considerar la introducción de una biberón / vaso justo después de una toma corta. Cuando el bebé se acostumbre al uso del biberón o vaso la madre puede ofrecérselo en lugar de una toma.  Destetar a un bebé a esta edad puede aumentar las posibilidades de que la madre tenga congestión mamaria.

Si el bebé es mayor de 6 meses y ya toma sólidos el destete puede resultar más fácil. Sin embargo, la madre debe asegurarse de que su bebé recibe la nutrición adecuada y debe continuar la lactancia hasta que el bebé tenga un año o sustituirla por leche artificial. La leche de vaca no es recomendable si el bebé tiene menos de un año.

El destete de un bebé mayor de 12 meses

Será más fácil, puesto que el bebé ya estará recibiendo o empezando a recibir la mayor parte de sus nutrientes de otras fuentes. Sin embargo, como el niño es mayor, el destete puede ser más difícil porque el niño tiene más conocimiento sobre lo que está sucediendo, en cuyo caso el destete iniciado por el niño será más fácil.

Cuando una madre decide destetar a un niño mayor de un año se suele recomendar lo siguiente:

  • No ofrecer, no negar. Es decir, la madre no le debe ofrecer una toma al niño pero si el niño la pide no se le debería negar.
  • La madre puede eliminar una toma cada pocos días o cada semana. Se recomienda empezar por la toma que menos importancia le da el niño y sustituirla por otras cosas (comida, distracciones) o la madre puede empezar acortando la toma.
  • La duración de cada toma puede acortarse.
  • La madre puede posponer las tomas (mediante técnicas de distracción o cidiendo “Ahora no, dentro de un rato”) y evitar tomas largas.
  • La madre puede sustituir las tomas con comida, bebidas u otros tipos de consuelo (pero debe evitar el uso de un chupete).
  • Distraer al niño.
  • Evitar las tomas de la mañana y las tomas nocturnas.
  • Es conveniente que evite usar ropa con fácil acceso al pecho.
  • Puede ser útil si la madre cambia de rutina. Si el niño suele hacer tomas a ciertas horas porque está en casa, puede ser útil sacarlo fuera de casa (o hacer lo contrario si es necesario).

Es importante darle al niño más caricias y atención para que sepa que a pesar de que está perdiendo el consuelo y la seguridad que le ofrece la lactancia, no va a perder el amor de su madre.

Para más información puedes visitar:

Razones para el destete. Guía de Lactancia Materna. 2011

El destete. Alba Lactancia Materna. 2009

¿Hasta cuándo es bueno que mame mi hijo? ¿cuándo hay que destetarlo? Asociación Española de Pediatría.

Tabúes y temores acerca del destete tardío. Justin P. Call. Nuevo Comienzo. Noviembre-Diciembre 1990

Trabajo y lactancia. Guía de Lactancia Materna. 2011

Lactancia Materna Prolongada (vídeo). ULL Media. 2012

© Guía de Lactancia Materna. 2011