Apoyo durante la lactancia

Antiguamente (y actualmente en la mayoría de los países en desarrollo) casi todo el mundo amamantaba a sus bebés por lo que si alguna mujer tenía alguna dificultad solía recibir buena ayuda de sus más allegados (familia, amigas, etc).

Actualmente, en los países desarrollados, la tasa de lactancia es muy baja por lo que si la mujer que amamanta tiene alguna dificultad depende mucho de información que obtiene de profesionales sanitarios, libros, internet, familia y amigos. Sin embargo, muchas veces esta información o ayuda no es muy favorable puesto que muchas de las personas que la proporcionan no han amamantado o lo han hecho durante un periodo de tiempo limitado debido a que ellas mismas han tenido problemas.

Por ello existen mujeres (y algunos hombres) que son profesionales de lactancia o trabajan de forma voluntaria. Ellos son:

Asesoras de lactancia: mujeres (que trabajan de forma voluntaria) que han amamantado a sus hijos y han recibido una formación para poder proporcionar apoyo a otras mujeres. Si te interesa formarte como asesora de lactancia puedes ponerte en contacto con tu grupo de apoyo más cercano e informarte en dónde lo puedes hacer.

Consultor/a de lactancia (IBCLC): para ser consultor/a de lactancia no es necesario haber amamantado un bebé (por eso los hombres también pueden serlo). Normalmente son profesionales sanitarios (matronas, médicos, enfermeras, etc) con un interés especial en la lactancia materna. Para leer información más detallada sobre un IBCLC pincha aquí. Si quieres averiguar si hay un consultor de lactancia cerca de donde vives puedes visitar esta página (para España, en el cuadro al lado de “buscar” selecciona “ES” y verás el mapa de España y una lista de los IBCLC de este país).

Grupos de apoyo: en ellos que suele esar presente una asesora de lactancia. Para información del grupo de apoyo cercano a ti puedes visitar el sitio web de FEDALMA (Federación Española de Asociaciones Pro-Lactancia Materna).