Bulto no doloroso en el pecho

Durante la lactancia puedes notar que tus pechos tienen más bultos de lo normal. Esto es debido a que, durante la lactancia, los pechos suelen tener más sangre y linfa y también porque los conductos lácteos se llenan y “vacían” varias veces al día.

La mayoría de estos bultos son debidos a una inflamación, un conducto bloqueado o una infección y suelen ser dolorosos. Sin embargo, a veces pueden ser fibroadenomas (tumores benignos) o galactoceles (quistes de leche). En algunos casos (aunque son menos comunes) estos bultos son debidos al cáncer de mama.

Si tienes un bulto en el pecho que no se resuelve después de seguir el tratamiento recomendado para una obstrucción mamaria deberías consultar a un médico.

Es posible que tu médico quiera saber lo siguiente:

  • La longitud de tiempo que el bulto ha estado presente.
  • Si el bulto ha crecido
  • Si tienes antecedentes familiares de cáncer de mama.
  • Si tu pezón tiene alguna secreción.
  • Para saber si es un galactocele:
  1. La mama tiene un bulto suave, redondeado y no doloroso.
  2. Un líquido lechoso o cremoso se segrega del pezón cuando el tumor o bulto es presionado.
  • Signos que pueden indicar que se trata de cáncer (raro):
  1. Una masa pequeña, fija y dura.
  2. Unilateral, eccema en el pecho o eccema del pezón.
  3. La distorsión del pezón.
  4. Adenopatías axilares.

Diagnóstico

Existen distintos tipos de pruebas para el diagnóstico del bulto en un pecho:

  • Rayos X, éste no afecta la leche materna y puede amamantar sin problema después de la prueba.
  • Ecografía y TAC, estas pruebas tampoco afectan la leche materna o la lactancia y son bastante efectivas como pruebas diagnósticas.
  • Imagen por resonancia magnética (IRM), también se considera segura incluso si se usa un contraste.
  • Mamografía, ésta puede ser difícil de interpretar en un pecho lactante debido a la densidad extra del tejido druante la lactancia. Es más eficaz cuanto menos amamante el bebé. Puede ser de utilidad darle al bebé una toma justo antes de la prueba para reducir la cantidad de leche en la mama.
  • Aspiración con aguja, que se usa para determinar qué tipo de tumor tiene la madre. Se suele usar para evitar una biopsia. No interfiere con la lactancia.

Galactocele

Un galactocele es un quiste lleno de leche que se siente como un bulto no doloroso y que no responde al tratamiento de una obstrucción mamaria. Sin embargo, se cree que es debido a una obstrucción mamaria que no se resuelve.

Se suele manifestar como un bulto redondeado, no doloroso y que cuando se presiona la madre suele obtener una secreción con leche.

Se suele diagnosticar y tratar de la siguiente forma:

  • Confirmación del diagnóstico por ecografía o aspiración.
  • Se puede tratar mediante aspiración (por lo general el quiste se llena de nuevo después de unos días y se necesita aspiración repetida) o la extirpación quirúrgica bajo anestesia local (aunque ésta no se suele recomendar debido a que es más agresiva).
  • Si no se trata suele desaparecer por sí solo.
  • Se debe continuar amamantando para evitar más problemas.

© Guía de Lactancia Materna. 2011