Mi hija usa el pecho como chupete

Soy madre de una niña de 2 años y medio que toma pecho, y tengo la suerte de tener mucha leche, pero me siento muy agobiada.

Sólo sabe dormirse enganchada al pecho, si es durante la siesta, en el momento que intento dejarla en el sofá o en la cama para hacer algo mientras duerme, se despierta y comienza a llorar.

Si es por las noches, se despierta muchas veces, y cada vez que lo hace, necesita pecho para volver a dormirse, dormimos solas ella y yo, con lo cual no tengo que levantarme para dárselo, pero me desvelo con mucha facilidad, lo que hace que no duerma ni descanse bien y estoy agotada.

Si vamos por la calle y quiere teta, porque le entre hambre o sueño, empieza a llorar, a gritar, a tirarme del jersey, hasta que lo consigue o monta un número! Que no me deja ni caminar hasta el sitio más cercano donde pueda sentarme a dársela.

Si no le apetece desayunar, está toda la mañana queriendo teta hasta que llega la hora del almuerzo. Hago montones de cosas en casa con ella en brazos, mamando, porque se me “engancha” entre las piernas llorando y no me deja moverme, y en cuanto hago lo imprescindible pues ya me voy al sofá con ella.

Seguramente esté haciendo yo muchas cosas mal pero no sé qué hacer para que deje el pecho porque yo me siento impotente y con ganas de llorar, me encanta darle pecho y sé lo bueno que es pero es que no puedo más…

Muchas gracias, un saludo.

Pues la verdad es que una situación bastante difícil porque la niña es bastante mayor y está acostumbrada al pecho.

Sin embargo, lo bueno de que tenga esta edad es que le puedes explicar las cosas mejor y es posible que con paciencia y determinación lo puedas conseguir.

Lo que te recomendaría es que empieces poco a poco. Una toma cada tres días y que le expliques porque no se lo das o puedes usar técnicas de distracción. Leerle un libro o sacarla al parque. Mantén las tomas que le ayudan a dormir hasta que seas capaz de eliminar las otras.

Otras ideas de mi página web

Cuando una madre decide destetar a un niño mayor de un año se suele recomendar lo siguiente:
◾No ofrecer, no negar. Es decir, la madre no le debe ofrecer una toma al niño pero si el niño la pide no se le debería negar.
◾La madre puede eliminar una toma cada pocos días o cada semana. Se recomienda empezar por la toma que menos importancia le da el niño y sustituirla por otras cosas (comida, distracciones) o la madre puede empezar acortando la toma.
◾La duración de cada toma puede acortarse.
◾La madre puede posponer las tomas (mediante técnicas de distracción o cidiendo “Ahora no, dentro de un rato”) y evitar tomas largas.
◾La madre puede sustituir las tomas con comida, bebidas u otros tipos de consuelo (pero debe evitar el uso de un chupete).
◾Distraer al niño.
◾Evitar las tomas de la mañana y las tomas nocturnas.
◾Es conveniente que evite usar ropa con fácil acceso al pecho.
◾Puede ser útil si la madre cambia de rutina. Si el niño suele hacer tomas a ciertas horas porque está en casa, puede ser útil sacarlo fuera de casa (o hacer lo contrario si es necesario).

Es importante darle al niño más caricias y atención para que sepa que a pesar de que está perdiendo el consuelo y la seguridad que le ofrece la lactancia, no va a perder el amor de su madre.

Espero que esto te ayude.

Anuncios