Paso de medicamentos a la leche materna

Según el boletín terapéutico andaluz “Medicamentos y lactancia” (*):

“Se estima que entre el 90 y 99% de las madres utilizan algún medicamento durante la primera semana después del parto, por tanto es importante considerar los riesgos que puede representar para el niño lactante.” (pág 13)

Sin embargo, según el Breastfeeding Network inglés (#), “el número de reacciones adversas a los medicamentos que pasan por la leche materna es pequeña. Las advertencias acerca de la no utilización de un medicamento en la lactancia a veces pueden estar basadas en una sola incidencia con ese medicamento”.

A pesar de que solo un 1% de la medicación pasa a la leche materna, la mayoría de los medicamentos no tienen licencia para ser administrados a madres lactantes. Esto es debido a que no es ético experimentar con bebés. Sin embargo sí existen datos que demuestran la cantidad de medicación que pasa a la leche materna, la cual varía dependiendo de varios factores, entre otros:

  • Composición de la leche: los medicamentos más lipófilos (medicamentos que tienen afinidad por los lípidos o grasas) se excretan en mayor concentración en la leche madura (que tiene más grasa) que en el calostro.
  • Cantidad de la leche producida.
  • Si la madre tiene una insuficiencia hepática y/o renal que puede alterar la concentración de un medicamento.
  • Intervalo de administración.
  • Capacidad de succión del niño y frecuencia de las tomas.
  • Tiempo transcurrido entre la administración del medicamento a la madre y la toma.

Antes de administrar o tomar cualquier medicamento hay ciertos factores a tener en cuenta:

  • ¿Es necesario el medicamento? ¿Puede la madre pasar sin tomar medicación o hay alguna terapia alternativa?
  • La edad y madurez del bebé: el hígado y los riñones no funcionan como los de un adulto durante los primeros meses. Los bebés prematuros tienen menos capacidad de tolerar el medicamento y puede presentar en su sangre niveles del medicamentos más altos de lo esperado.
  • La cantidad de leche materna que el bebé consume en 24 horas: Un bebé de 2 semanas que es amamantado exclusivamente consume más leche que un bebé de 9 meses que sólo amamanta una o dos veces al día.
  • La información existente sobre la inocuidad del medicamento.
  • Se debe seleccionar la mínima dosis eficaz durante el menor tiempo posible.
  • Recomendar a la madre que tome el medicamento justo después de una toma. Si el medicamento se debe tomar una vez al día, éste debería tomarse antes del período más largo de sueño del bebé.

Los medicamentos más inocuos para una madre lactante son los que cumplen los siguientes requisitos:

  • Medicamentos que tienen más afinidad a proteínas (puesto que la leche materna es baja en proteínas).
  • Medicamentos de acción corta, ya que se eliminan del cuerpo más rapidamente.
  • Medicamentos para los que se ha establecido su inocuidad durante la lactancia.
  • Medicamentos indicados para el uso pediátrico.

Por último, recuerda que los beneficios que aportan la lactancia materna son generalmente más importantes que la necesidad de un medicamento en particular (aunque hay excepciones como por ejemplo tratamientos contra el cáncer). Intenta evitar tomar un medicamento si no es totalmente necesario o busca otras alternativas que pueden ayudar.

Siempre consulta con tu médico o farmacéutico antes de tomar cualquier medicamento.

Para más información puedes visitar:

El paso de medicamentos y otros productos químicos a la leche materna. Academia Americana de Pediatría. 2001

(*) Medicamentos y lactancia. Boletín terapéutico andaluz. Junta de Andalucía. 2001

(#) Introduction of the safety of drugs passing through breastmilk. The Breastfeeding Network. 2009 (información en inglés)

Drug entry into human milk. Dr Thomas Hale (información en inglés)

© Guía de lactancia materna. 2011