Posturas y posiciones para amamantar

El artículo “Posturas y posiciones para amamantar” de Alba Lactancia Materna contiene toda la información necesaria para que la madre adopte una postura correcta y cómoda para amamantar. También contiene instrucciones para conseguir un buen agarre. Sin embargo, este artículo contiene mucha información por lo que he decidido crear una lista de los principales puntos a tener en cuenta:

  • La madre debe estar cómoda durante la toma: debe tener la espalda apoyada (ya bien sea sentada, a cuatro patas o acostada). También debe tener los pies apoyados.
  • El bebé debe estar vuelto hacia el pecho. Sus hombros y su espalda deben estar bien sostenidos. Debe ser sostenido “pegado” a su madre. “Pecho con pecho”. Esta foto es un buen ejemplo.
  • El cuerpo del bebé debe estar en línea recta. Su cabeza no debe ser agarrada para que se pueda echar hacia atrás. Su nariz debe estar a la altura del pezón.
  • La barbilla del bebé debe estar cerca del pecho. Roza lentamente la boca de tu bebé con tu pezón. Espera a que el bebé abra mucho la boca – atrae el bebé hacia ti con la barbilla primero. El labio inferior debe estar unos 3-4 cm lejos de la base del pezón. Esto se llama “agarre asimétrico”. A veces el bebé necesita un poco de ayuda, sobre todo si la madre tiene los pechos grandes.

Attaching baby to breast, step 1Attaching baby to breast, step 2Attaching baby to breast, step 3Attaching baby to breast, step 4

Fotos © NHS Choices. 2010

Signos de un buen agarre:

  • La succión no duele (aunque puede ser un poco incómoda los primeros días).
  • El bebé tiene la boca muy abierta.
  • El bebé tiene las mejillas redondeadas.
  • La barbilla toca el pecho y la nariz no está tapada.
  • El labio de abajo cubre más areola que el de arriba.
  • La succión rápida del principio (para conseguir la bajada de la leche) se vuelve rapidamente una succión más lenta y rítmica.
  • Mientra el bebé succiona la mandíbula inferior sube y baja haciendo que se le mueva la oreja y la zona de la sien.
  • Cuando el bebé se desprende del pecho, el pezón tiene una forma larga y redonda y no deforme como por ejemplo una barra de labios.

Causas de un mal agarre:

  • No todos los bebés pueden agarrarse al pecho sin ayuda, algunos necesitan un poco de ayuda por parte de la madre aunque no haya ningún problema por parte del bebé. Para ello la madre puede necesitar ser guiada por una matrona, enfermera o asesora de lactancia.
  • El bebé usa chupete o hace alguna toma usando biberones.
  • El bebé tiene un frenillo sublingual corto (anquiloglosia).
  • La madre tiene un pezón muy grande o un pecho grande y el bebé necesita ayuda.

Consecuencias de un mal agarre:

  • Grietas en los pezones. Cuando el agarre es inadecuado el bebé succionará el pezón (en lugar succionar también la areola) y esa presión puede llegar a causar grietas en los pezones. Si esto no se trata puede llevar a que la madre tenga candidiasis de pezones.
  • El bebé no puede extraer la leche de forma efectiva:
  1. Reducción de la producción de leche.
  2. Riesgo de aparición de obstrucción mamaria, mastitis o absceso.
  3. El bebé nunca parece estar saciado.
  4. Si el bebé es recién nacido puede tener hipoglucemia (azúcar en la sangre bajo) y/o ictericia.
  5. Letargo en el bebé, porque no está bien alimentado.
  6. Pérdida de peso el bebé, lo que lleva a que la madre piense que no tiene leche suficiente.

Puntos a tener en cuenta:

  • Durante los primeros días puede ser que la madre se sienta incómoda al principio de la toma (esto es normal). Sin embargo, si hay dolor en el pezón durante la toma es muy probable que sea debido a un mal agarre y/o una mala posición y que esto se puedan mejorar. Puede que necesites ayuda de una asesora o consultor/a de lactancia.
  • Es importante continuar con la lactancia a menos que la madre la encuentre demasiado dolorosa.
  • Limitar la duración de la lactancia no alivia el dolor en el pezón.
  • No hay evidencia de que la aplicación tópica de lanolina o la leche materna alivia el dolor de pecho/pezón y se necesitan más estudios. Sin embargo, es recomendable aplicar leche materna en el pezón porque puede ayudar a prevenir infecciones en el mismo.
  • La posición incorrecta y el mal agarre no son mejorados con el uso de chupetes o pezoneras.

© Guía de Lactancia Materna. 2011 (Última revisión, septiembre 2014)

También puedes leer “Colocación al pecho” por La Liga de la Leche, España.

Y como dicen que “una imagen vale más que mil palabras”, he aquí 4 vídeos que ilustran muy bien el agarre del bebé:

Afianzamiento guiado por la madre.

Afianzamiento guiado por la madre.

Afianzamiento asistido.

Afianzamiento asistido.

Afianzamiento iniciado por el bebé y guiado por la madre

Afianzamiento iniciado por el bebé y guiado por la madre

Vídeos © Newman Breastfeeding Clinic and Institute

Este último demuestra el agarre del bebé al pecho de forma más gráfica:

 

© Best Beginnings