Contenido de un pañal

El contenido del pañal de un bebé cambia diariamente las dos primeras semanas. Estos cambios te ayudan a reconocer si la lactancia materna va bien (para más información puedes leer la página ¿Cómo sabré si mi bebé está recibiendo leche suficiente?).

PRODUCCIÓN DE ORINA

La orina que produce un bebé bien hidratado debería oler muy poco y ser de color amarillo muy claro. Si la orina es de color amarillo oscuro y huele mal (a amonia) o si no hay orina puede ser debido a que el bebé no recibe leche suficiente.

DEPOSICIONES DEL BEBÉ

El color, la cantidad y la textura de las heces cambia durante los primeros días.

CONTENIDO DE UN PAÑAL

Esta es una guía de lo que deberías ver en el pañal de tu bebé tanto si toma leche materna como leche artificial (aunque las heces de un bebé que toma leche artificial suelen ser más duras y menos frecuentes que un bebé de la misma edad que toma leche materna).

Días 1-2

Orina: 2 o más pañales con orina en 24 horas.

Heces: Meconio – 1 o más en 24 horas. Éste es de color negro, marrón o verde oscuro y de consistencia viscosa. Se forma en el intestino antes de nacer.

Días 3-4

Orina: 3 o más pañales con orina en 24 horas.

Heces: Deposiciones de transición – 2 o más en 24 horas. Las heces son de color verde grisáceo y no son tan viscosas como el meconio. Indican que tu bebé está digiriendo la leche.

Días 5-6

Orina:  5 o más pañales con orina en 24 horas (los pañales tienen que pesar un poco, como si añadieras unas 3 cucharadas de agua a un pañal seco).

Heces: Deposiciones típicas del bebé amamantado - 2 o más en 24 horas pero normalmente hacen una después de cada toma. Son de color amarillo-doradas, son blandas con grumos o hebras.

Día 7 en adelante

Orina: 6 o más pañales con orina en 24 horas (tienen que pesar un poco).

Heces: 2 o más en 24 horas (aunque normalmente hacen una después de cada toma). Las heces deben ser por lo menos del tamaño de una moneda de 2€.

>6 semanas:

Orina: 6 o más pañales pesados en 24 horas.

Heces: Algunos bebés puede ir sin hacer deposiciones hasta 10 días. Cuando finalmente lo hacen, éstas deberían ser blandas y amarillas, o sea, normales para un bebé amamantado. Esto no es indicativo de estreñimiento.

El pañal de tu bebé también puede contener:

Cristales de urato: estos se manifiestan en el pañal como unas manchas de color rojo anaranjado (diferentes al color de la sangre). La presencia de cristales de urato en el pañal es normal en los 3-4 primeros días, después de esa edad puede ser indicativo de deshidratación.

Seudo menstruación: O menstruación falsa. Esto se puede encontrar en los pañales de algunas niñas debido a los efectos de tus propias hormonas en su cuerpo. Ésta suele durar un día o dos y no le ocurre a todas las niñas.

Deposiciones verdes: Si son aguadas y de color verde claro y el bebé tiene gases pero en general se encuentra bien, puede ser debido a un caso de exceso de leche materna. En este caso el bebé recibe mucha leche baja en grasa (que viene al principio de la toma) y un exceso de lactosa. El intestino no es capaz de procesar tanta lactosa que hace que la que la leche se mueva más rapidamente y produce heces de este color. La solución a este problema es dejar que el bebé termine el primer pecho antes de ofrecerle el otro (o no ofrecérselo para nada).

Otra posibilidad es que el bebé tenga una intolerancia a algo que él o la madre esté tomando (medicamento o comida). Si son de color verde oscuro y acompañados de moco puede ser debido a que el bebé produce mucha saliva (porque le están saliendo los dientes) aunque también puede ser debido a una diarrea por infección vírica. Si tu bebé produce este tipo de heces puede ser recomendable llevarlo a su pediatra. Pero continua dándole el pecho.

Vetas de sangre: Si la caca es normal con un poco de sangre, esto suele ser debido a una alergia a la proteína de la leche de vaca. Si el bebé está estreñido y sus heces tienen vetas de sangre, esto es debido a que el estreñimiento puede causar fisuras anales. Si el bebé tiene diarrea y las heces también tienen sangre puede ser debido a una infección bacteriana. Por último, si la sangre se produce con las cacas verde claro puede ser debido a que el exceso de lactosa puede irritar las paredes intestinales y acaban causando sangre. También puede ser debido a una oclusión intestinal. Sin embargo, siempre es recomendable que consultes con tu pediatra si aparecen para descartar cualquier otra causa.

Heces negras: Si el bebé está tomando suplementos de hierro, puede ser que haga deposiciones negras, aunque no es muy común. Si las deposiciones son normales con algunos puntos negros (como semillas de amapola) normalmente se debe a que el bebé ha ingerido sangre de los pezones de la madre. Si las heces son negras pero el bebé no está tomando hierro o los pezones de la madre no están agrietados (y no sangran) puede ser debido a que el intestino del bebé esté sangrando (lo cual no es común). De todas formas es recomendable consultar a un médico para descartar cualquier problema.

Heces duras y blancas: Si las heces de tu bebé son duras y blancas esto es debido a un problema en el hígado o la vesícula biliar. La bilis es un líquido digestivo que se produce en el hígado y se almacena en la vesícula biliar. Las heces de tu bebé obtiene su color normal de la bilis, ya que se excreta durante la digestión. Si el hígado de tu bebé no produce bilis o ésta se obstruye entonces las heces serán de ese color. Esto es muy poco común pero si le ocurre a tu bebé debes consultar a un pediatra inmediatamente.

Otro tipo de heces:

Estreñimiento

Heces de leche artificial

Heces con sólidos

Para más información puedes visitar:

Las deposiciones (cacas) normales de los bebés. Asociación Española de Pediatría. Mayo 2012.

Mi hijo no ha hecho deposiciones en varios días, ¿está estreñido? Asociación Española de Pediatría.

© Guía de Lactancia Materna. 2011 (Última revisión junio 2012)