Pezones agrietados

¿Qué puedo hacer si se me agrietan los pezones?

Es más fácil prevenir el agrietamiento de los pezones que tratarlo. La causa principal del agrietamiento de los pezones es cuando el bebé no se agarra correctamente:
  • Si tu bebé no está bien agarrado tienes que volver a empezar. Para retirar al bebé de tu pecho, primero necesitas parar la succión poniendo uno de tus dedos por el lado de la boca del bebé entre las encías y después debes insertar tu dedo meñique en su boca para romper la succión. Ten en cuenta que el mal agarre puede ser debido a que el bebé tiene un frenillo sublingual corto.
  • No le acortes el tiempo de las tomas a tu bebé. Disminuir el tiempo de las tomas  no va a prevenir que se te agrieten los pezones, pero sí puede impedir que tus conductos de la leche se vacíen por completo. Esto puede llevar a hinchazón y dolor.
  • Ponerse compresas de hielo picado antes de la toma puede aliviar el malestar. Algunas mujeres sienten alivio aplicando lanolina (como Lanshinoh o PureLan) en los pezones después de una toma. No es necesario quitársela antes de una toma a no ser que hayas puesto demasiado.
  • Consulta a tu médico si tienes un área de tu pecho roja, sensible al tocarla o dolorida, si tienes ingurgitación mamaria (pechos excesivamente llenos), si tienes fiebre o si tienes dolor. Éstas pueden ser señales de una infección.

Prevención y tratamiento de pezones agrietados:

  • Asegúrate de que tu bebé esté succionando de la manera apropiada. Si la succión te ocasiona dolor es posible que la boca de tu bebé no esté colocada correctamente.
  • Puedes aplicar un poco de leche extraída en tu pezón, pero hazlo de forma suave para no empeorar el pezón.
  • Puedes aplicar lanolina en el pezón pero no lo dejes secar al aire porque puede crear una costra (o postilla). La costra no es flexible como la piel y no se estira cuando el bebé mete el pecho en la boca, por lo que cada vez que el bebé amamanta quitaría la costra y esto causa un retraso en la curación de la herida.
  • Ofrécele a tu bebé el pezón menos dañado primero. La succión de tu bebé puede ser menos vigorosa después de unos pocos minutos.
  • Cambia la posición que usas al amamantar.
  • Si es posible, coloca en la esquina de la boca de tu bebé cualquier parte agrietada o dolorida, de modo que ésta se someta a menos presión durante la lactancia.
  • Lávate los pezones diariamente con agua tibia. No uses jabón ni cremas que puedan contener alcohol que pueden resecar la piel.
  • Evita sostenes con forro de plástico por dentro. Evita el uso excesivo de discos de lactancia con plástico, los discos de tela son mejores para ayudar a evitar problemas.
  • Antes de una toma, extrae la leche de tu pecho hasta que la leche te baje. Esto puede ayudar a que tu leche esté disponible más rápido para que el bebé succione con menos fuerza.
  • Amamanta a tu bebé frecuentemente para evitar que los pechos se te llenen excesivamente. La ingurgitación mamaria puede hacer difícil que su bebé se agarre bien.

Para más información puedes visitar:

La buena posición previene las grietas. Nuevo Comienzo. 13 (1) 2001

Dolor y grietas por mala posición. Alba Lactancia Materna. 2009

© Guía de Lactancia Materna. 2011