Dolor en el pezón

El dolor o malestar en el pezón en mujeres que están amamantando es más comunmente causado por un mal agarre del bebé, lo que debe ser explorado a fondo antes de considerar otras causas.

Lo que se debe tener en cuenta:

  • El inicio del dolor en el pezón en relación con el parto:
  1. Los problemas por mala posición y agarre se suelen presentar al principio de la lactancia materna pero puede ocurrir en cualquier momento.
  2. La infección por Candida de los pezones es rara en las primeras semanas después del parto a menos que la mujer haya tenido candidiasis vaginal durante el parto o una historia de Candida del pecho profundo o un tratamiento con antibióticos.
  • Cuando el dolor en el pezón se produce. Éste suele:
  1. Estar presente desde el inicio de una toma y durar toda la toma si es debido a un mal agarre.
  2. Ser peor justo después de la toma y durar hasta una hora si hay infección por Candida en el pezón.
  3. Estar presente durante e inmediatamente después de la toma, y cuando hace frío, si es debido a la enfermedad de Raynaud.
  • El carácter y la intensidad del dolor:
  1. El dolor severo se produce normalmente debido a un mal agarre y una mala posición. También en la infección por Candida y la enfermedad de Raynaud.
  2. El dolor es intermitente en la enfermedad de Raynaud.
  3. Una sensación de ardor en la mama y picazón ocurren tipicamente en la infección por Candida y el eccema o dermatitis de la areola y el pezón.
  4. Super sensibilidad del pezón al tacto suele ocurrir en la infección por Candida.
  5. Un dolor del pezón en forma de pinchazos (como si fuera causado por una aguja) normalmente se produce si hay un punto blanco o ampolla.
  • Blanqueo del pezón:
  1. La presión de succión puede causar palidez, compresión y dolor si hay un mal agarre.
  2. Blanqueo del pezón seguida de cianosis y / o eritema sugiere la enfermedad de Raynaud. El blanqueamiento ocurre durante e inmediatamente después de la toma y también entre tomas si los pezones se exponen al frío.
  • Cambio en la forma del pezón después de amamantar – Si hay algún aplanamiento del pezón de lado a lado con una línea de presión en la punta, es probable que la causa sean una mala posición y un mal agarre.
  • Si esto afecta a uno o ambos pechos – El mal agarre puede ser unilateral o bilateral, la infección por Candida (excepto en las primeras etapas) suele ser bilateral, la enfermedad de Raynaud suele ser bilateral, pero puede que ambos pezones no duelan a la vez.

Signos que se pueden presentar:

  • Pezones invertidos – Éstos no son un signo pero si la madre tiene pezones invertidos pueden predisponer a problemas iniciales con el agarre. Algunos pezones invertidos no son protráctiles (o sea que se pueden sacar hacia fuera) lo que hace más difícil para el niño a agarrarse al pecho. La protractilidad suele mejorar en la primera semana después de que el bebé nace.
  • Pérdida constante de color – en los pezones o de una parte o la totalidad de la areola, lo que sugiere infección por Candida. En la infección por Candida, los pezones pueden estar un poco hinchados, con un aspecto brillante o contienen fisuras o puede haber un leve enrojecimiento alrededor de la areola. Sin embargo, puede que el aspecto sea normal.
  • Una erupción de color rojo, con vesículas y costras o liquenificación y descamación - que tiende a limitarse a la base del pezón. Lo que sugiere eccema / dermatitis de la areola y el pezón.
  • Una grieta en el pezón – La principal causa de una grieta en el pezón es un mal agarre.
  • Color rosado o enrojecimiento, descamación, brillo o fisuras del pezón - Algunos expertos asocian estos síntomas con una infección ductal.
  • Una erupción vesicular – típica del herpes simple.
  • Candidiasis bucal o dermatitis del pañal en el bebé – ya que esto sugiere una posible infección por Candida en el pezón.
  • Frenillo sublingual corto (anquiloglosia) en el niño – lo que hace el agarre difícil y puede dar lugar a dolor en los pezones.

Si tienes dolor en uno o ambos pezones y presentas algunos de los signos arriba mencionados puede ser una buena idea que consultes a un experto (asesora o consultor/a de lactancia) para que observe una toma y evalue la posición y el agarre. También deberían preguntar acerca de la frecuencia de las tomas (lo que también ayuda a asesorar el agarre).

© Guía de Lactancia Materna. 2011