Obstrucción mamaria

Una obstrucción mamaria ocurre cuando uno (o varios) de los conductos de la leche se obstruyen debido a que no se ha producido un correcto drenaje del pecho.

Factores que pueden predisponer a una obstrucción mamaria:

  • Congestión mamaria o drenaje de leche inadecuado (debido a problemas de agarre, succión inadecuada, frenillo sublingual corto, dolor en los pezones, bebé que duerme mucho o está distraído, demasiada producción de leche para la demanda del bebé, tiempo de tomas reducidos por la madre, uso de pezoneras, gemelos o más, un punto blanco en el pezón).
  • Tomas reducidas en duración y frecuencia (debido a dolor en el pezón, abuso del chupete, la madre ha vuelto a trabajar, el bebé ha empezado a dormir más horas, suplementos, destete).
  • Puede ser también debido a presión en el conducto, porque el sujetador esté muy apretado (porque es muy pequeño), un bolso muy pesado, un portabebés no bien colocado, presión por parte de la madre al intentar separar un pecho grande de la nariz del bebé o presión por parte de la mano del bebé durante la toma.
  • Una inflamación también puede causar una obstrucción mamaria. Ésta puede ser bacteriana o causada por hongos debido a una alergia o una lesión.
  • Fatiga, estrés y un sistema inmune debilitado pueden ser también causas de una obstrucción mamaria.

Características típicas de una obstrucción mamaria:

  • La madre tiene un bulto doloroso en el pecho.
  • Suele aparecer en la zona de la axila pero puede cambiar de zona en el pecho.
  • Aparece de forma gradual.
  • Suele afectar solo un pecho.
  • La mujer no tiene fiebre.
  • La piel puede estar rojiza en la zona del bulto.
  • Suele doler más al principio de la toma.
  • Suele disminuir de tamaño al final de la toma.
  • La leche puede fluir menos en el pecho afectado (debido al bloqueo).
  • Una afección relacionada es la aparición de un pequeño (de 1 mm de diámetro) punto blanco en la punta del pezón que es extremadamente doloroso durante la succión.
  • Suele desaparecer después de uno o dos días si se siguen las siguientes recomendaciones.

Pasos a seguir para resolver una obstrucción mamaria:

  • Asegúrate de que el agarre del bebé es el adecuado. Esto mejorará la extracción de leche por parte del bebé. Si es necesario, busca la ayuda de una matrona, una enfermera o una asesora de lactancia.
  1. Algunos expertos recomiendan que se posicione  al bebé con su barbilla hacia la zona afectada de la mama, para facilitar la extracción de leche.
  2. Evita obstruir el flujo de leche, como sosteniendo el pecho con la mano muy cerca del pezón o usando ropa demasiado apretada.
  • Es recomendable ofrecer el pecho afectado con frecuencia, si es posible cada 2 horas. Ofrece siempre ese pecho primero para asegurarte de que drenas toda la leche.
  • Si todavía parece que queda leche en ese pecho puedes intentar extraerla de forma manual masajeando sobre todo la zona afectada (aunque esto puede resultar doloroso) hacia el pezón. No te olvides del otro pecho que también debe ser drenado de leche (también se debe extraer la leche si todavía queda en ese pecho).
  • Antes de las tomas puedes aplicar calor húmedo (mediante una ducha con agua canliente o compresas calientes) o seco (con una bolsa de agua o almohada eléctrica) en la zona afectada.
  • Si estos métodos no funcionan, puedes masajear suavemente el pecho con un movimiento firme hacia el pezón a la vez que aplicas el calor. También puedes masajear la zona afectada durante las tomas, siempre hacia el pezón.
  1. A veces durante ese masaje la madre puede extraer un material de color marrón o verdoso y graso o fibroso en consistencia; aunque ésto no siempre aparece. Una vez este material ha sido extraído los síntomas de una obstrucción mamaria suelen desaparecer.
  • Después de una toma (y después de asegurarte que la leche sobrante ha sido extraída) puedes aplicar compresas frías para aliviar la inflamación y el dolor.
  • Si tienes un punto blanco en el pezón asociado a la obstrucción del conducto, éste se puede quitar frotando con una toalla caliente después de la aplicación de calor (ya sea mediante un baño o dicha toalla). Si no es posible quitarlo se puede pinchar con una aguja estéril pero para ello necesitas la ayuda de un profesional sanitario o una asesora de lactancia, para evitar la aparición de una infección.
  • Una buena dieta y descanso pueden ayudar a mejorar el sistema inmune.
  • Para aliviar el dolor puedes tomar paracetamol hasta 4 dosis de 1 g (dos pastillas de 500 mg) al día. El ibuprofeno es una alternativa.  Puedes tomar hasta 3 dosis de 400 mg al día. Usa la menor dosis durante el menor tiempo posible. No se recomienda tomar aspirina porque puede causar el Síndrome de Reye en el bebé.
  • La recurrencia de una obstrucción mamaria es común y el tratamiento recomendado debe ser reiniciado inmediatamente después de la aparición de cualquiera de los síntomas mencionados.

Si una obstrucción mamaria no se trata la madre puede acabar teniendo mastitis o un absceso.

Para más información puedes visitar:

Obstrucción, mastitis y absceso. Alba Lactancia Materna. 2009

© Guía de Lactancia Materna. 2011